¿Debería haber un camino hacia la legalización para los indocumentados?

¿Debería haber un camino hacia la legalización para los indocumentados en los EE.UU.? La pregunta divide, y atrae la controversia. A nivel regional, las emociones pueden ser aún mas fuertes. Los medios de comunicación y redes sociales refuerzan temores reales al igual que temores sin fundación que se basan en la especulación. Rogers García Patton cree que cada persona debe decidir esta cuestión a base de información imparcial y precisa. Con ese fin, pedimos el conocimiento de nuestra autoridad migratoria, Alberto García.

“La escasez de opciones viables de estatus legal es el mayor obstáculo que enfrentamos”, dijo García. “Sólo tiene cuatro opciones:”

  1. Casarse con un ciudadano
  2. Ser el padre de un ciudadano de 21 años o mayores
  3. Ser víctima de un crimen en alguna forma limitada específica ( visa -u) o
  4. Recibir el patrocinio de empleo. Esto es poco probable.

“Esas son las posibilidades, de lo contrario no hay ciudadanía para usted.”

Esto pone un buen número de grupos en una posición bastante incómoda. La mayoría de los empleadores tendrían que contratar únicamente a los graduados de preparatoria por un salario más alto si hubiese una repentina falta de mano de obra barata. Los gobiernos estatales y federales pronto sentirían los efectos de recibir menos impuestos de la población. Por supuesto, los 11 millones de indocumentados siguen viviendo una vida de incertidumbre, especialmente si tomamos en cuenta el aumento drástico en las deportaciones procesadas durante el gobierno de Obama.

Las leyes actuales se han convertido en un pantano de la ineficiencia burocrática. El sistema actual no es capaz ni de mantener la orden de hoy dia. Para redactar una mejor manera, la pregunta más importante es: ofrecer ciudadanía o estatus legal?

¿Cómo podemos llegar a un camino hacia la legalización?

García es realista sobre los desafíos que enfrenta cualquier persona que sugiere un camino a la ciudadanía. “Eso sería difícil de acordar”, admite. “Un segmento de la población es muy vocal en contra de la ciudadanía ya que se opondrán a dar la ciudadanía a los que entraron al país ilegalmente”. Hasta cierto punto, eso es comprensible que iban a pensar de esa manera. Sin embargo, no hay ninguna opción razonable para este grupo para obtener la ciudadanía en la mayoría de los casos.”

“Un camino hacia la legalización soluciona algunos problemas al mismo tiempo que se mantiene la singularidad de la ciudadanía. La orden ejecutiva del presidente Obama, DAPA, ahora se está discutiendo en los tribunales. Eso podría proporcionar alivio y beneficio económico sin “recompensar” a los que entraron sin inspección legal. Sin lugar a dudas, debería haber una discusión mucho más amplia sobre una solución definitiva. Pero, DAPA, al menos, parece ser preferible a nuestra situación actual.”

Después de haber trabajado en muchos casos de inmigración, el Sr. García ha visto la incertidumbre y el atasco del registro en los tribunales. Se está llegando a un punto que la situación no puede seguir ignorada.

“La retórica detrás de la inmigración ignora las estadísticas reales que hay. Declaraciones desinformadas como “Toman nuestros empleos y nuestros beneficios” es rotundamente falso. Hay que pensar en cómo la población inmigrante podría ayudarnos. Esto promueve formas creativas de reducir el problema percibido. Los grupos anti-inmigrante casi nunca tienen prueba de que los inmigrantes quitan puestos de trabajo de los ciudadanos. Tampoco pueden mostrar que los inmigrantes están drenando los programas de beneficios. Creo que los EE.UU. debe extender los permisos a los trabajadores temporales en todos los campos. Dale a la gente 2-3 años de autorización de trabajo. No necesariamente estatus legal. Sólo ser capaz de trabajar legalmente y vivir aquí y cumplir con ciertos requisitos para poder renovar dicho permiso. Eso es lo que quieren los inmigrantes, mejorar sus vidas a través de oportunidades de empleo.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *