El Departamento de San Antonio Enfrenta un Gran Problema

El Departamento de Policía de San Antonio cuenta con algunos de los mejores oficiales que cualquier departamento podría esperar. Ellos trabajan arduamente para construir la confianza entre los residentes de nuestra comunidad. Este artículo no es acerca de ellos, sin embargo es importarte mencionarlo, se trata de un grupo cada vez mayor de agentes que están abusando de su poder al descender de esos abusos con penas superficiales. Es una tendencia creciente que incluso el FBI ha tomado nota. La impunidad tiene que parar ahora porque los abusos pueden crecer como un cáncer y menospreciar la lealtad y la confianza ganada  por los miembros de nuestra fuerza de policía.

Existe una creciente sospecha de que el sindicato de la policía se está inclinando para proteger a estos policías abusivos usando la influencia que carga el sindicato.

El incidente más reciente involucra al oficial Daniel Zimmerman, un veterano que lleva 7 años en el departamento, a principios del 2016  repetidamente golpeo a un sospechoso de DWI cuando intentaban obtener la sangre para una prueba de alcohol. El oficial recibió una suspensión de 30 días, que cubrió con “tiempo de vacaciones acumulado”. En otras palabras, no recibió castigo alguno, curiosamente el fiscal no presentó cargos contra el sospechoso y a partir del momento de la redacción de este artículo no le han sido presentados cargos a Zimmerman, todo esto ocurrió hace más de seis meses desde el incidente.

Después esta el oficial Mathew Belver que golpeo a un sospechoso bajo custodia y después  el sospechoso fue presentado con cargos de asalto agravado contra el agente. El sospechoso, Carlos Flores fue arrastrado y paseado por los turbínales tal como si fuera una telenovela hasta que el FBI comenzó a hacerle preguntas acerca de lo que había sucedido. Parece que el FBI estaba llevando a cabo una investigación federal sobre las acusaciones de que Belver anteriormente había  golpeado a otros sospechosos. Después de muchas discusiones, un recurso de exhibición fue presentada y Flores fue liberado. El oficial recibió una suspensión de 30 días.

El Departamento de Policía de San Antonio tiene que detener  esto y asegurar que la unión de la policía no utilicé amenazas de enredos de el sistema de justicia y así proteger a la policía deshonesta. Si esto continúa así, la mayoría de nuestra fuerza de policía, los honestos, los hombres y las mujeres en las trincheras se verán afectados porque  crecerá más y más la frustración del publico. La confianza ganada de los ciudadanos a los que protegen se está desperdiciando y dejando en ruinas por el policía egoísta, irresponsable, y  sin sentido que está afectando al departamento de policía. Esto se les saldrá de las manos a las autoridades si no toman medidas fuertes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *